Identificación de Factores Claves para Asegurar una Alta Calidad del Smolt

El presente proyecto derivó como resultado de una reunión entre representantes de NIVA (Instituto Noruego de Investigación de Aguas), NIVA Chile y SERNAPESCA, el 27 de Noviembre de 2015, en Valparaíso. El eje principal de esta reunión se centró en cómo el rendimiento de los salmónidos cultivados en el mar está íntimamente relacionado a la calidad del esmolt. Por lo tanto, el objetivo del presente proyecto fue identificar factores críticos y proponer medidas para garantizar una buena calidad del esmolt, con un bienestar óptimo y resistencia a las enfermedades.
El presente informe tiene un fuerte enfoque en el bienestar de los peces, y describe los principales retos para mejorar la calidad de esmolt en Chile. En base al trabajo realizado en Chile durante los últimos 10 años, nuestro equipo cuenta con un fundamento de datos confiables sobre la calidad del agua tanto en afluente que abastecen las pisciculturas que cultivan salmónidos y en estanque de peces, como también en el transporte de peces vivos.
Los principales desafíos para la calidad de agua en los afluentes de las pisciculturas depende de qué tipo de fuente de agua se utiliza. A menudo, las elevadas concentraciones de metales en los afluentes de río – especialmente de aluminio – son un reto para los productores durante eventos ambientales como inundaciones o crecidas; mientras que el hierro ferroso y niveles elevados de dióxido de carbono (CO2), son un problema frecuente en afluentes provenientes desde aguas subterráneas. También hemos documentado que las elevadas concentraciones de cobre puede ser un reto para bienestar de los peces, en muchos tipos de afluentes. La sobresaturación de gases se observa frecuentemente en las fuentes de agua de vertientes, y también se puede generar dentro de las pisciculturas.

En instalaciones con sistemas de recirculación de agua (SRA), y en las pisciculturas que cultivan salmónidos con bajo nivel de recambio de agua fresca o con sistemas de reúso de agua, los metabolitos excretados por los peces, tales como CO2, nitrito (NO2) y amoniaco (NH3) pueden alcanzar niveles tóxicos y comprometer la salud de los mismos. Otro proceso crítico e importante es el transporte de peces vivos. Si estos no se planifican y se llevan a cabo de una manera profesional, pueden comprometer seriamente la calidad del esmolt, a pesar de que el pez haya estado en un buen estado antes del transporte.
En las siguientes secciones del informe, hemos resumido la literatura relevante y datos empíricos que describen las relaciones entre la calidad del esmolt y el rendimiento productivo en mar. Hemos demostrado que para la mayoría de los grandes desafíos a enfermedad en el mar (ISAv, SRS y Caligidosis) se han documentado relaciones con la calidad del esmolt. Es menos probable que un esmolt robusto sea infectado, y que la gravedad de los brotes de una enfermedad o parásito pueda ser severa. Por lo tanto, nuestra opinión es que el fundamento para una buena salud y el bienestar de los peces se inicia en la fase de agua dulce.
En Noruega, el bienestar de los peces durante la producción de esmolt está reflejado en la legislación y la normativa. Un fundamento importante para asegurarlo, es una buena formación obligatoria en el bienestar de peces para cualquier persona que esté involucrada en la producción o el transporte de peces vivos. Las inspecciones a las pisciculturas se basan en la evaluación de riesgos, y en forma de campañas dirigidas hacia las áreas que comprometen el bienestar de los peces (calidad del agua, transporte de esmolt, etc.).