Identificación, validación y difusión sobre factores de riesgo para el desarrollo de brotes intensos de Septicemia Rickettsial Salmonídea (SRS) en salmón del Atlántico: una aproximación multi-sectorial

La acuicultura mundial ha crecido ampliamente en las últimas décadas, tanto en términos de volumen de producción como en ventas. En Chile, la salmonicultura es la más importante industria de producción animal, con importantes aportes económicos y en empleo (Bjørndal 2002). La industria del salmón ha crecido rápidamente desde la década 1980, con un promedio de crecimiento anual de un 53% hasta 1998. Esta expansión posicionó a Chile como uno de los principales productores mundiales (Bjørndal 2002).
Sin embargo, este inicio auspicioso se ha visto amenazado por el desarrollo de enfermedades infecciosas en los centros de cultivo. Estudios indican que existe una asociación positiva entre el aumento sistemática e intenso de la producción, con el la acumulación de patógenos y el desarrollo de enfermedades (Ibieta et al. 2011, Johansen et al. 2011).
El Servicio Nacional de Pesca ha reportado la presencia de al menos 15 enfermedades infecciosas que afectan a las diversas especies de salmón y trucha. Estas enfermedades pueden contribuir entre el 9,6% y el 50,5% al total de la mortalidad durante un ciclo productivo. La bacteria Piscirickettsia salmonis continua siendo la enfermedad más importante, causante entre el 50,5 y el 97,2% de la mortalidad debido a enfermedades. P. Salmonis es responsable de importantes costos económicos, calculado en pérdidas directas o indirectas de alrededor de USD 750 millones de dólares anuales.

P. Salmonis es una bacteria conocida por ser la responsable de causar Septicemia Rickettsial Salmonídea (SRS). SRS afecta principalmente a peces en aguas marinas. En aguas dulces la bacteria se mantiene inactiva, mientras que en aguas marinas puede sobrevivir por largos períodos (Lannan y Fryer 1994). P. Salmonis presenta una transmisión horizontal directa. La bacteria puede ser excretada en la bilis, heces y orina de peces vivos. Coprofagia es otra forma de transmisión (Smith et al. 2004). Debido a que la bacteria puede sobrevivir largos períodos de tiempo, la transmisión horizontal directa es el principal medio de contagio.
SRS es probablemente la mayor amenaza para la sustentabilidad de la salmonicultura en Chile (Ibieta et al. 2011, Rozas y Enríquez 2014). La enfermedad ha evolucionado con el tiempo, generando cada vez brotes más severos y dañinos. P. Salmonis pareciera hacerse resistente a tratamientos clínicos (Leal y Woywood 2007, Rozas y Enríquez, 2014).
En medicina humana y veterinaria, la prevención corresponde a las acciones que previenen la ocurrencia de una enfermedad y que tienen como objeto la erradicación, eliminación o minimización del impacto de las enfermedades y su difusión. Sino al menos retardar el progreso de la enfermedad (Porta 2014, Koepsell y Weiss 2003).